fbpx

Alegría, color, música, cultura, tradición y gastronomía. Estos son algunas de las palabras que podrían describir  la perfección Sevilla; uno de las ciudades más fotografiadas de España por turistas nacionales y extranjeros. Y es que ya lo dice la canción: «Sevilla tiene un color especial».

Como especial será el día de tu boda y ha de serlo el reportaje de bodas. Por eso, lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de pensar en esta parte de la organización de vuestra ceremonia es el fotógrafo. Olvídate de los tradicionales. Opta por uno que sepa reflejar a la perfección quiénes sois, que capte momentos y emociones, dejando de lado detalles que todas las parejas comparten. Vosotros sois únicos y la sesión de fotos debe reflejar lo mismo.

A partir de aquí, escoger el lugar es otro de los puntos básicos y en este sentido, Sevilla tiene lugares especiales y mágicos que darán a vuestras fotos el toque final que les hace falta. Hoy queremos señalarte algunos de esos rincones especiales de la capital hispalense.

  • La Plaza de España: no por típica pasa de moda. Y es que en la misma se pueden hacer fotos muy variadas y divertidas. A pie o en calesa. Eso sí, lo mejor será elegir una hora en la que la luz sea buena, pero que no haya mucha gente, ya que es un lugar muy visitado por los turistas.
  • El parque de Maria Luisa: tanto si te coge un día de mucho calor, como de lluvia, el parque de Maria Luisa es el lugar perfecto para jugar con el contraste de los colores que nos brinda la naturaleza, pero también con los diferentes edificios que encontramos dentro del mismo. Si tu vestido de novia es de época, el fondo será el mejor que te hayas imaginado.
  • A los pies del Guadalquivir: es otra de las insignias de la ciudad. A lo largo de su recorrido podréis haceros diferentes fotografías. También puedes optar por hacerlas en alguno de los barcos turísticos que transitan por él o subirte a la noria del Muelle de las Delicias. Eso sí, el fotógrafo ha de ser habilidoso y tener una buena relación con la persona que controle ese día la noria.
  • La Giralda y la Catedral de Sevilla: o los alrededores de ambos monumentos. Fotos muy bonitas se pueden sacar desde la terraza del museo del pintor Amallo. Además, si podéis subir a la parte superior de la catedral, las vistas serán espectaculares y muy típicas. ¡Pocas cosas serán más sevillanas!
  • Triana: y si la Giralda y la Catedral son símbolos indiscutibles de la capital hispalense, ¡qué decir del barrio de Triana! Fotografiarse en sus calles es fundirse en la historia y la esencia de una ciudad donde reinan la alegría y las diferentes culturas se dan la mano como en pocos lugares.

Y tú, ¿has pensado ya dónde te gustaría sacarte las fotos en Sevilla? Otra opción podría ser salir de la ciudad y hacer una sesión post boda en el campo. ¡Ahí también tienes dónde elegir y no tienes que irte muy lejos!

Esperamos que te haya resultado de utilidad este post y si quieres aportar algún lugar más, será un placer que todos podamos leerlo.