fbpx

¿Quién ha dicho que llegar a una cierta edad sea sinónimo de tener que estar sentado en una silla todo el día? ¡Tonterías! Los abuelos tienen derecho, igual que tú y que yo a hacer fiestas. A su ritmo (que muchas veces es mayor que el nuestro, créeme) y pensado para sus gustos, pero ¡claro que les gusta disfrutar de las fiestas!

Así que si estás pensando en dar alguna a tus abuelos o mayores, toma nota de las temáticas que puedes utilizar para que sea una fiesta redonda, donde ellos disfrutes y tú los veas disfrutando, aunque estoy segura de que tú también te lo vas a pasar en grande.

Y es que hay cosas que no pasan de moda y nosotros, ni tú ni yo, hemos venido a inventar la rueda. por eso, las temáticas de las fiestas, aunque puedan ser muy antiguas o modernas, tienen todas la misma base: música, comida y decoración acorde a la temática.

A partir de estos 3 puntos, cada uno pone las ganas y la alegría y eso se nota siempre en el ambiente. Así que no te olvides de llevar contigo siempre puestas las ganas de pasarlo bien, para que la fiesta sea todavía mejor.

Temáticas para fiestas a los abuelos

Está claro que salvo casos muy excepcionales de abuelos muy puestos en los temas actuales, con lo que más van a disfrutar ellos es con las temáticas relacionadas con aspectos más tradicionales. Pero de esos hay muchos. Yo te propongo 4:

  1. Fiesta mexicana: las rancheras gustan por igual a mayores que a jóvenes, si bien es cierto que estos últimos tienen más tendencia a escuchar este tipo de música, por lo que les encantará todo lo que tenga que ver con México y su cultura. Eso sí, a la hora de preparar la comida, ten cuidado con el picante. Muchas personas, a ciertas edades, no lo toleran bien. Ahora bien, puedes hacer una fusión de cocina española y mexicana.
  2. Fiesta años 40: la mayoría de nuestros abuelos vivieron en esos años su juventud, sus primeros amores o su primera maternidad. Haz una búsqueda por Internet, recopila todo tipo de datos de música, acontecimientos y prepara una fiesta alrededor de todos los apuntes que hayas realizado. ¿Y qué pasa con la comida? Salvo que conozcas algo que se hacía y ya no se hace, basta con «tunnear» un poco los recipientes donde la vayas a servir.
  3. Fiesta de la familia: porque no todo tiene por qué ser música, también puedes preparar un vídeo bonito o implicar a toda tu familia para hacer una representación en la que se lea o se interprete la vida de tus abuelos. Nada les hará más ilusión a ellos que ver cómo sus hijos y nietos rememoran sus momentos más importantes.
  4. Fiesta del cine: pero de su época, claro está. No sé en tu caso, pero a mi abuela le encantaban todas las películas que salían en Cine de Barrio. Te puedes inspirar en ellas para conseguir la música y hacer la decoración. La comida, lo mismo que para la fiesta de los años 40: «tunea» en función de la temática.

Ahora sí, ya me despido. Espero que te hayan resultado de utilidad estas ideas. Y si implementas alguna, me encantará saberlo y que nos dejes algún comentario o nos nombres en alguna foto que subas a Facebook.