fbpx

Llega el momento de celebrar el cumpleaños de tu hijo o los cumpleaños trimestrales de clase y, en esta ocasión, te toca a ti organizar. Buscar un lugar, pensar en la comida, en la logística (no siempre todos los padres pueden llevar a sus hijos hasta el lugar donde se celebran ciertos cumpleaños) o tener en cuenta la época de año en la que se celebra, son los puntos principales que se tienen en cuenta, pero…¿y qué hay de las actividades?

Hoy en día, existen los famosos «parques de bolas» donde muchos padres acuden para celebrar el cumpleaños de su hijo. Es una excelente opción para, como quien dice, reservar y olvidarte. Sin embargo, otros muchos, como es nuestro caso, solemos preferir hacerlos en sitios donde los niños puedan jugar. No es que en los parques de bolas no lo hagan, pero es otro modo de hacerlo.

Por eso, si tú también eres de los que prefieres que los niños tengan la oportunidad de hacer juegos y actividades que les unan durante su fiesta de cumpleaños, hemos preparado para ti algunas ideas que, estamos seguros, te van a venir genial para ese gran día.

Pero, antes, déjame que te cuento qué dicen los expertos en psicología infantil con respecto a la importancia del juego en los niños.

Por qué es importante que los niños jueguen

En alguna ocasión he escuchado aquello de «es que todo le parece un juego». ¡Claro! Son niños y es su forma de aprender en la vida; a través de la diversión. Está claro que, llegado un momento, tiene que entender que hay que jugar, pero también hay que adquirir ciertas responsabilidades. Algo que no resulta sencillo, pero que los niños aceptan bien, si se hace de manera paulatina.

Así las cosas, los principales beneficios del juego para los niños son las siguientes:

  • Es la mejora manera de que adquieran habilidades y conocimientos: seguro que tú también recuerdas cosas de niña, porque las aprendiste jugando o cantando.
  • Les ayuda a relacionarse: si te fijas, los niños quieren ir con otros cuando los ven jugando. A los más tímidos les costará más, pero tirarán de ti para que les acompañes a hacer lo que más les gusta: jugar.
  • Son más felices: porque liberan endorfinas y hacen lo que su naturaleza les pide.
  • Son más creativos: porque el juego les ayuda a desarrollar esa creatividad, especialmente cuando se trata de juegos simbólicos o donde tienen que sacar la imaginación a relucir para poder desarrollarlos.

Además, en un cumpleaños es la mejor manera de que ningún niño se quede descolgado. Ni siquiera los tímidos. Por lo que si te encuentras en la situación de organizar una fiesta infantil, te invito a que tomes nota de las siguientes ideas.

Juegos para fiestas infantiles de 3 a 9 años

Como hay mucha diferencia de edad, tendrás que adaptar los niveles del juego a las edades, pero ya te adelanto que son juegos de toda la vida y que pueden jugar niños de 3 a 99 años. Sí, sí. ¡99!

  • Pruebas de obstáculos en equipo: a los niños les encanta correr y demostrar que saben hacer las cosas. Así que prepara una serie de pruebas en las que tengan que demostrarlo. Por ejemplo, poner una fila de conos separados y que tengan que cruzarlas en zig-zag, añadiendo la dificultad de que tienen que hacerlo con una cuchara en la boca y sin que se les caiga el huevo que llevan encima (para los más mayores) o con un vaso de agua en la cabeza, bien lleno y que sujetarán con una mano, sin que se les caiga. Luego se lo tienen que pasar al compañero. Fomenta mucho el compañerismo.
  • El pañuelito por detrás (o la versión de la zapatilla): seguro que tú también recuerdas esa canción. Todos los niños, menos uno, se sientan en un círculo. El que se queda fuera tiene un pañuelo en la mano que deberá colocar en la parte de atrás de uno de los compañeros que está sentado. Todos los que estén sentados tienen los ojos tapados con las manos (no vale hacer trampas, no). Cuando termine la canción del pañuelito (si no la sabes, también puedes hacer una cuenta atrás), todos se darán la vuelta para ver quién tiene el pañuelo en la espalda. El que lo tenga deberá atrapar al niño que está de pie, antes de que éste le quite el sitio para sentarse. Estrategia y rapidez van de la mano en este juego.
  • El juego de las sillas: estoy convencida de que en más de una ocasión tú también has jugado a este juego. Que será de toda la vida, pero sigue gustando a pequeños y a mayores. Es similar al anterior, pero, en este caso, todos están de pie y tiene que haber un número menos de sillas que de niños. Por ejemplo, si son 20 niños, tendrá que haber 19 sillas, puestas en círculo y con la parte del asiento mirando hacia fuera, si tuviera respaldo. Un adulto pondrá la música y los niños tienen que dar vueltas alrededor del círculo de sillas que se ha formado, a un poco de distancia de las mismas y sin tocarlas. Cuando suene la música, todos deberán correr hacia la silla más cercana y el que se quede sin silla, queda eliminado. Así, sucesivamente, hasta que sólo quede una silla y 2 niños. El último que consiga sentarse, será el vencedor.
  • Las carreras de sacos: otras que tampoco pasan de moda. En este caso, lo que sí que te recomiendo es que lo hagas en sitios donde haya mucho espacio y, sobre todo, donde, a priori, los niños no se puedan hacer daño. por ejemplo, en el monte (mira bien que no haya piedras) o en un parque acolchado. Es un juego muy divertido, pero es verdad que las «heridas de guerra»…tampoco están exentas de aparecer.

Y, por supuesto, no te olvides del momento, «¡fotooooo!». Los mejores recuerdos siempre se guardan en el corazón, pero si los puedes ver una y otra vez, mejor que mejor. ¿Quéte parece alquilar un fotomatón para la fiesta de cumpleaños? ¡Te resultará de lo más divertido!