fbpx

Tanto si tienes hijos, como si no, seguro que sabes bien que a los niños les encanta estar entretenidos y que las bodas e, incluso, comuniones, suelen ser eventos bastante aburridos para ellos.

Al principio se suelen mostrar emocionados porque van a hacer algo que no hacen todos los días y, además, en la mayoría de los casos, van a ver a otros primos o niños de su edad con los que están deseando pasar un rato divertido.

El problema viene cuando «ese rato» paso y para entretenerse necesitan algo más que la ilusión que puede producir una boda o una comunión. Juegos, actividades y sorpresas varias harán que estén deseando volver a acudir a un evento de este tipo en cualquier momento.

Hoy te damos algunas ideas para que puedas entretener a los peques de la casa, desde el principio hasta que termine la fiesta o se vayan a descansar.

Ideas para entretener a los niños en una boda o comunión

Aunque los eventos son diferentes, sí que comparten tiempos: la ceremonia, la comida y la fiesta después de la boda. En el caso del primer momento, si los pequeños son muy movidos, lo ideal sería, o bien que alguien se quedara fuera de la iglesia o del ayuntamiento con ellos. Si te casas en el mismo sitio en el que vas a celebrar el banquete, pide que te dejen un espacio exclusivo para niños: ¡será su territorio!

A partir de aquí, las ideas que te proponemos son las siguientes:

  • Poner manteles para niños: que se puedan pintar e, incluso, si coincide que son de la misma edad, que estén presentes sus personajes favoritos. Si a esto le añades pinturas o alguna sorpresita extra, como un servilletero de caramelo para cada uno, ¡los tendrás ganados!
  • Un monitor o animador: hay restaurantes que disponen de este tipo de servicio. Pero si no lo tienen, no está de más pagar a una persona un par de horas, al menos desde que ellos terminan la comida- que es enseguida- hasta que los padres lo hacen – que suele ser un buen rato después. De esta manera ellos se divertirán y los padres podrán comer tranquilos.
  • Baile para ellos: a todos o casi todos los peques les encanta bailar. ¿Por qué no añadir una lista de canciones, al menos las primeras, con sus temas favoritos? Algunos nunca pasan de moda y pueden bailar niños y adultos. ¡Las fotos quedarán chulísimas y el recuerdo será único.
  • Alquilar un fotomatón: porque tendrán infinidad de oportunidades de sacarse miles de fotografías divertidas que, de otro modo, no podrían hacerse. Además, cuando los padres y resto de familiares se sumen, también lo podrán hacer con ellos. Si estás buscando uno, ya sabes que en La Cabina Gris tenemos diferentes opciones.