fbpx

En mayor o menor medida, pero todos nos hemos hecho un selfie alguna vez, ya sea porque nos hemos dejado llevar por el momento, los amigos o, simplemente, porque queríamos hacernos un autorretrato para mandárselo a alguien o colgarlo en nuestras redes sociales.

Y, no, no tiene nada de malo. Es más, en algunos casos puede ser hasta beneficioso para personas que tienen muy baja autoestima y que, gracias a ese gesto, son capaces de verse a través de los ojos de una cámara, algo que, de otro modo, no harían.

El problema viene cuando se abusa de ellos o se relacionan con modas tan estúpidas como la de hacerse un selfie al borde de un precipicio, mientras conducimos o en cualquier otra situación que suponga un peligro para nuestra salud.

En todo caso, de lo que no cabe duda es de que los teléfonos móviles con cámara vinieron para revolucionar el mundo de los autorretratos y mucho más los palos selfies. ¡El regalo estrella de las navidades de hace algunos años! Y pensar que se trata de un palo. «¡Un palo!», como decía el anuncio.

Cómo salir bien en los selfies

A ti, igual que a mi y a todo el mundo, nos gusta vernos bien en las fotos, nos prestemos mucho o poco a ello. Por eso, hoy he recopilado para ti un listado de consejos de los expertos en selfies, de manera que siempre puedas salir bien en ellos. Estoy segura de que si los sigues a pies juntillas, en la próxima boda, reunión familiar u ocasión que tengas para hacerte un selfie, saldrás estupenda. ¡Toma nota!

  1. Relájate: puede parecer obvio, pero muchas veces, nos obsesionamos tanto con salir bien, que los nervios nos pueden y terminamos saliendo con caras raras. Tú sabes tan bien como yo que la mejor manera de salir bien, es ser natural, así que ¡relájate y sonríe!
  2. Hazte con un palo selfie: en especial si tus brazos no son muy largos, porque será la mejor manera de probar la mejor distancia para salir bien en las fotos, así como de que entre más gente en la misma. También de que no se vea tu brazo. En definitiva, que la foto parezca lo más natural posible.
  3. No mires al objetivo: aunque parezca contradictorio, porque siempre has oído eso de «mira a la cámara», los expertos recomiendan fijar la mirada en una de las esquinas de la cámara o que mires a una persona de confianza que esté detrás de la misma. Eso te ayudará a estar más tranquila y a que parezca que no fusilas la cámara con la mirada.
  4. Cerrar y abrir los ojos: aseguran los fotógrafos que si cierras y vuelves a abrir los ojos en el momento del disparo, la mirada sale mucho más fresca y natural. Eso sí,tendrás que tener mucha confianza o, más bien, conexión con la persona que hace el selfie. Si eres tú misma, será mucho más sencillo.
  5. El mejor entorno: que tú salgas bien está genial, pero no es menos cierto que si te sacas la foto en un lugar bonito, el resultado será de 10. Así que ten en cuenta también este punto. Además, no debes olvidarte de la luz; ésta también ha de favorecerte.

En resumen, busca el mejor ángulo y sé natural. ¡Ah! Y un consejo extra: la cámara siempre tiene que estar por encima de tus ojos, unos 45 grados por encima, recomiendan los expertos.

Y, ahora ya sí, pon en práctica todos los consejos y…¡di patataaaaaa!