fbpx

«¡Pasen y vean!», «¡Ya están aquí, ya llegó la boda del año!». Estas podrían ser algunas de las frases más míticas del circo, pero trasladadas a una boda. ¿Cómo? ¿Una boda en un circo? ¿Una boda de temática circense? ¿Y por qué no ambas?

Por fortuna, las bodas ya no son lo que eran antes. Casi todo el mundo que se casa vive ya en pareja y, en realidad, la boda debe ser un momento especial y divertido en el que tanto la pareja como los invitados disfruten, pero en especial los primeros. Así que plasmar la esencia de ambos es ideal.

Así las cosas, las temáticas de las bodas cada vez son más variadas y hoy queremos dar algunas ideas a aquellas parejas enamoradas del circo, que desean convertir su espacio de boda en uno de verdad, aunque eso sí, seguramente no haya animales, pero sí diversión, palomitas y el mejor espectáculo: ¡el del triunfo del amor!

4 ideas para una boda de temática circense

Si a ti y a tu pareja os encanta el circo, realmente, lo ideal es que os pudieráis casar en uno de ellos, pero eso no es tarea baladí; primero porque tenéis que conocer las fechas de uno que pase por vuestra localidad en la fecha que escojáis; segundo porque no todo el mundo estaría cómodo en un circo y, tercero, porque no resultará fácil que os den un permiso o que un concejal quiera casaros en él.

Sin embargo, sí que podéis trasladar el circo al lugar donde os casáis. ¿Cómo? Te damos algunas ideas:

  1. La decoración del lugar. Sin duda, este será el punto más importante a tener en cuenta. Entra en Internet y descubre todos los artículos con los que puedes hacer para que el lugar donde vayas a celebrar el banquete parezca un auténtico circo y no te olvides de ningún detalle. Si es exterior, por ejemplo, busca una carpa que puedas pintar con rayas rojas y blancas; decora las mesas con globos y banderines en los que aparezcáis vosotros disfrazados de payasos o domadores de leones; pon un atrezzo detrás de la mesa nupcial que represente un circo; añade una bolsa con narices rojas, chupetes gigantes, pelucas de payaso o corbatas y pajaritas gigantes para que tus invitados puedan hacerse fotos y haz que el menú de boda sea como una entrada de circo antigua.
  2. La música. Tanto vuestra entrada al restaurante, como el momento de cortar la tarta, de repartir los regalos o el baile de boda pueden estar ambientados en la temática. No tengáis miedo si algunas de ellas son más o menos infantiles. ¡Las hay de todos los estilos!
  3. (Visto en Pinterest)

    Los detalles de boda. Por supuesto, tienen que estar relacionados con el circo. ¿Qué te parecen unas pinzas, unos imanes o unos pins relacionados con la temática del circo para los adultos? En el caso de los niños, la bolsa de chuches tendrá que tener globos o payasos, por ejemplo y se puede añadir algún payaso o animal típico del circo. Si quieres detalles de boda igual para todos, ¿qué te parece un paquete de galletas artesanas con forma de domador, mago o payaso como en la foto?

  4. El photocall. Porque en ninguna boda debería faltar un photocall o fotomatón donde los invitados y los novios puedan hacer divertidas fotos, en esta ocasión el atrezzo deberá ser acorde a la temática. Así que además de la bolsa que dejarás a tus invitados en la comida y que hará, sin duda, de tu boda un acto inolvidable, añade otros diferentes en el fotomatón: guirnaldas, gorros de magos o domador, pesas falsas, caretas de león, etc. Por supuesto, también puedes dejar pinturas para que la gente se maquille a su gusto (con alguna foto de ejemplo para que puedan imitarla y así será más fácil), o contratar a alguien que lo haga por ellos. ¿Te imaginas de novia-mimo?